27Mayo

LOS DEBERES EN CASA

LOS DEBERES EN CASA
Nos alegra comprobar que hay padres que comienzan a movilizarse ante la presión que sufren sus hijos por causa de los “deberes en casa”.
España es un vivo ejemplo de esos países que necesitan urgentemente revisar sus sistemas educativos, los cuales son más bien propios del medioevo que del siglo XXI.
 
Los hijos “pertenecen” a sus padres hasta la edad que van al colegio, que en nuestro país es obligatorio desde una edad bien temprana. De no hacerlo, puedes incurrir en un delito. Desde ese momento una “educación”, que va cambiando según los modelos políticos imperantes, irrumpe en las casas ante la impotencia de los niños y la pasividad de los padres.
Por eso nos alegramos de que comience haber movimientos por parte de éstos para que sean ellos, y no el “papa estado”, los que decidan sobre el rumbo de sus hijos.
Sin duda, los colegios tal y como están planteados, son una cárcel para los niños. Están condenados durante 13 o 14 años a un régimen que se mueve aún por el premio y el castigo; permanecen en las celdas-aulas y a ratos salen al patio al recreo; eso sí, como buenos presos pueden ir a dormir a casa. Y el ratito que podría quedar de juego, divertimento, convivencia con los hermanos o vecinos, queda eclipsado por el agobiante peso de hacer los “deberes”. Ni qué decir tiene que pensar en cualquier otra actividad, como pudiera ser el aprendizaje de la música (por ejemplo) tan necesaria en la educación, es muy remoto.
Y nos preguntamos: ¿Y qué hacen nuestros hijos durante –nada más y nada menos-  que ocho horas diarias en el colegio? ¿No sería allí donde a lo largo de esa extensa  jornada hicieran los dichosos deberes?
Vivimos en una sociedad que desde muy temprana edad trata de amargarte la vida como sea. ¿Pueden ser las cosas diferentes? No es fácil,  porque el estilo de vida actual parte de una necesidad de domesticar a los ciudadanos, y como vemos, lo hace desde muy temprana edad. Pero también es cierto que se pueden proponer alternativas y buscar otros modelos. Finlandia es buen ejemplo de un sistema de educación bien diferente. No será la panacea… pero apunta más bien a una formación holística.

En cualquier caso,  esta noticia invita a una reflexión de los padres para que dejen de ser sujetos pasivos en cuanto a la educación de los hijos,  y sobre todo es una muestra de que, si los padres dejan bien claro que son ellos los  custodios de sus hijos y  que ningún ”papa estado” tiene porqué adoptarlos, se pueden tomar iniciativas para liberar –en la medida de lo posible- a los niños de una situación enfermiza.

Posted in ARTICULOS BLOG

Déje un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

ACCESO

RED INSPIRACIÓN

ESCUELA NEIJING

CONTACTO

 

 

COMUNICACIONESTIAN

 

TIANTV