15Mayo

Y LA MUJER VOLO SOBRE EL NIDO DEL VATICANO…

Hace unos poquitos días se habló de la posibilidad de que el actual jefe del Vaticano, el papa Francisco, ordenara diaconisas a las mujeres, cuyo servicio parece ser que, el propio papa, consideraba de mucha utilidad.

Toca, a veces, indagar sobre asuntos que, de pronto, se lanzan en los telediarios o los periódicos como quien lanza una pelota sin saber bien donde va a llegar después de los múltiples rebotes, y una se queda como no entendiendo nada en absoluto.

Hace unos poquitos días se habló de la posibilidad de que el actual jefe del Vaticano, el papa Francisco, ordenara diaconisas a las mujeres, cuyo servicio parece ser que, el propio papa, consideraba de mucha utilidad.

Así que, empezamos a indagar sobre el asunto, para intentar abarcar la importancia o no de este tipo de noticia.

Después de varios documentos vinimos a entender que el asunto no era tal y como nos lo habían lanzado en las noticias, si no más bien era una interpretación sacada de contexto sobre un asunto que, por pertenecer a la religión más poderosa del mundo, si nos concierne…un poco.

Primero de todo aclarar lo que significa diácono, que es un grado de ordenación inferior al sacerdote, pero que en cualquier caso se precisa pasar por el para convertirse después este rango. Diácono significa servidor.

Los diáconos son hombres, casados o solteros, que se han ordenado en una ceremonia muy similar a la ordenación de los sacerdotes, y que tienen autoridad para realizar muchas de las funciones de estos, salvo consagrar o absolver los pecados.

Actualmente, según informes de la misma iglesia católica, la escasez de vocación sacerdotal ha provocado un aumento de nombramientos de este tipo. Puestos que han sido ocupados por hombres generalmente jubilados y que tienen una estrecha relación con la parroquia a la que pertenecen. En España, por ejemplo, hay actualmente unos 400 diáconos, la mayoría casados y con hijos, que sirven en más de la mitad de las diócesis españolas a las órdenes del obispo.

Con esta realidad que aparece en la iglesia, motivada como decimos por la escasez de vocación sacerdotal, surge un interés por parte de la UISG -foro internacional en el que las superioras generales de institutos de religiosas católicas se reúnen para compartir experiencias, e intercambiar información- de proponer al papa Francisco la posibilidad de revisar la ordenación de diaconisas, ya que las mujeres consagradas consideran que puede ser una opción importante en la solución de este problema, también consideran que la mujer no tiene hoy en día el papel relevante que si tenia en los comienzos de la iglesia católica, y es de justicia otorgarle dicho papel a través de ordenarlas diaconisas.

Esta propuesta se le hace al pontífice y el lo único que dice es que creará una comisión que valore si es factible o no su realización. Al mismo tiempo, recuerda que esto no significa, en ningún caso, que las mujeres vayan a ser ordenadas sacerdotes…Eso de ningún modo se va a plantear.

En todo este asunto, como siempre, una se da cuenta de la gran manipulación de los medios de comunicación… Parece que interesa dar una visión moderna y conciliadora del actual papa, aunque para ello haya que tergiversar noticias.

Sin embargo, aun en el caso hipotético de que la noticia fuera cierta, desde nuestro punto de vista, habla poco de modernidad de un Estado, de un Poder religioso que durante milenios ha negado la igualdad de todos los seres humanos para un dios que, absurdamente, a pesar de crear a los humanos, hombres y mujeres, luego se desdice y deja a la mujer en un plano muy por debajo del varón.

Y puesto que, a nosotras nos ha tocado conformarnos en cuerpos de mujeres nos parece irónico siquiera que algunas mujeres se planteen participar, en modo alguno, en esta farsa de las religiones, que solo han provocado un enorme sufrimiento a las féminas de todas las épocas, y que se aleja de una revolución en la que, sin duda, la mujer va a tener su propio lugar. Un lugar que no sea una concesión del poder masculino, si no aquel que por necesidad de especie le fue otorgado por la Creación.

Quizás lo sensato desde el punto de vista de una mujer fuese rechazar toda religión, puesto que todas ellas son principios y fundamentos creados por el poder masculino para el beneplácito de los varones.

Seguramente eso es hoy aún una utopía, puesto que mujeres de todo el mundo siguen condicionadas, y sometidas a la creencia de su propia inferioridad, que les viene dada por orden divina.

No obstante, corresponde por respeto a la vida incomodarse ante noticias como esta, que ponen en evidencia la nula consideración que se tiene por el genero femenino, por parte de los hombres pero también por parte de aquellas que, siendo mujeres, se dejan influir por los dictados machistas del poder masculino y se hacen cómplices de el. 

 

Posted in ARTICULOS BLOG

Comentarios (1)

  • sonia prada

    sonia prada

    22 Mayo 2016 a las 00:53 |
    La trampa está tendida .... y aquellas mujeres que piensan que nosotras tenemos los mismos "derechos" que los hombres, que somos iguales a ellos, se regocijarán y creerán que avanzan en su "conquista" .....y no se dan cuenta que esto no es más que una más de las sutilezas con las que el poder masculino pretende envolvernos, en su intento de perpetuar su dominio.

    responder

Déje un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

ACCESO

RED INSPIRACIÓN

ESCUELA NEIJING

CONTACTO

 

 

COMUNICACIONESTIAN

 

TIANTV