11Mayo

LOS ÚTEROS NO SOLO SE ALQUILAN O SE VENDEN

Por Clara Restrepo

Los úteros no solo se alquilan o se venden, también se promocionan en ferias especializas, como el caso de Surrofair, Una feria de promoción de la gestación subrogada que tuvo lugar en Madrid el pasado fin de semana, los días 6 y 7 de mayo coincidiendo con la celebración del día de la madre.

Esta noticia nos ha hecho reflexionar sobre una situación de actualidad que nos compete a todos, pero de la que -salvo excepciones- se sabe poco. Lo poco que sabemos de este tipo de situaciones son las notas rosa en los medios de información cuando nos cuentan que una figura pública -generalmente masculina- ha decidido optar por la gestación subrogada para darle continuidad a su genética y reafirmar su preponderancia con la denominación de “ser padre”.

 

La feria se promociona con la intención de dar una oportunidad a mujeres que debido a endometriosis, malformaciones uterinas, algunos tipos de cáncer y otros tipos de problemas de salud no tienen la capacidad de gestar incluso sometiéndose a técnicas tradicionales de reproducción asistida. También ofrecen esta opción a hombres solteros o parejas homosexuales masculinas que desean formar una familia dado que la adopción requiere una larga lista de espera y las leyes en muchos países impiden esta posibilidad.

Quienes ofrecen sus servicios son agencias, clínicas internacionales especializadas y asesores legales internacionales en pequeños stands, en donde el participante puede resolver sus dudas y llegar a un acuerdo comercial para la consecución de su finalidad.

Llama la atención que aunque es una práctica prohibida en España se realice una feria de este tipo, y que entre 800 y 1000 familias españolas al año, recurran a esta opción. Se desplazan a países como Rusia, Ucrania, Estados Unidos o Grecia en donde sí está permitida, salvo el caso de Rusia, Ucrania y Grecia para parejas de homosexuales gay donde las legislaciones no permiten la unión gay.

El evento ha causado todo tipo de polémicas y manifestaciones dirigidas por grupos feministas que afirman que se están vendiendo niños, se comercia con seres humanos, se alquilan los úteros y se vende el cuerpo de las mujeres.

Nos hemos encontrado el artículo de un periodista que se “coló” a la feria haciéndose pasar por gay, para informarse directamente, comenta que la feria es una especie de mercadillo de pequeñas carpas comerciales en donde los vendedores revolotean y acechan como si quisieran vender un coche o un piso.

Un bebé a medida puede costar entre 35.000 a 150.000 Euros, incluidos todos los servicios, desde el pago a la madre de alquiler que recibe entre 36.000 a 50.000 euros,  a los servicios médicos, asistencia psicológica y legal. Este precio no incluye los costes de viaje que deben ser gestionados por los interesados que deben ser de 3 a 4 viajes, el primero para donar el esperma, el segundo para conocer a la madre de alquiler y el tercero para recoger al bebé.

Las donantes de óvulos se promocionan en un catálogo, mujeres entre 20 y 30 años, caucásicas, indias o asiáticas con sus datos personales, la nacionalidad de sus padres, su historial médico, sus aficiones y el número de veces que ha logrado fecundar con éxito sus óvulos. El cliente puede elegir el color de los ojos de la donante, su etnia e incluso su grupo sanguíneo.

Las agencias especializadas ofrecen muchas variables entre las cuales pueden elegir los futuros usuarios. No necesariamente la donante del óvulo será la que ofrezca su útero, es decir el usuario elige el óvulo de una donante que será fecundado con su esperma y posteriormente será implantado en el útero de otra mujer que será la madre subrogada. Muchas de las clínicas mantienen oculta la identidad de la mujer que ha ofrecido su útero y otras clínicas prefieren que los futuros padres conozcan e incluso entablen una amistad con ella.

Para las parejas masculinas ofrecen la posibilidad de aportar su propia genética donando el esperma para el embrión y combinándolo con el óvulo de una hermana de su pareja que posteriormente será implantado en el útero de alquiler.

En países como India, Nepal o Tailandia, se han documentado casos en los que el marido ha obligado a su mujer a alquilar su útero llegando a tener de 10 a 12 partos. También está documentado un caso en Tailandia en donde la madre de alquiler tuvo mellizas, una de las cuales nació con síndrome de Dawn, los futuros padres eligieron “la niña sana” y dejaron la gemela con la madre de alquiler.

Esto es simplemente una pequeña visión de todo este mundo que supone la gestación subrogada. Nos hemos documentado visitando las páginas oficiales de revistas especializadas como “Babygest”, o clínicas como “Bio Tex Com”, y obviando la crítica o los juicios éticos nos parece que estamos siendo espectadores una vez más, de un acontecimiento que parece de ciencia ficción, y ser testigos presenciales de la comercialización del cuerpo de la mujer, como objeto de placer en el caso de la prostitución y como alquiler temporal en el caso de la reproducción.

Os dejamos con una frase que escuchamos recientemente y que resume lo que es la Consciencia de Maternidad la cual nos pertenece como Humanidad Femenina: “Los hijos no nacen de ti, nacen en ti”.

Para ver más: 

Reportaje: Vientres de Alquiler

 

 

Posted in OPINION

Déje un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

ACCESO

RED INSPIRACIÓN

ESCUELA NEIJING

CONTACTO

 

 

COMUNICACIONESTIAN

 

TIANTV