17Junio

¿SE PUEDE DESAPRENDER EL MACHISMO?

Por José María Caravantes y Matilde Líndez

¿SE PUEDE DESAPRENDER EL MACHISMO?

GENDES (de Género y Desarrollo) es la respuesta multidisciplinar a una sociedad permisiva hacia la violencia machista, históricamente ligada a la cultura, pero cuyo contexto ha comenzado a cambiar tímidamente en México. 

Después de ver cómo el número de homicidios de mujeres se duplicaba entre 2007 y 2015 (pasando de 1.086 muertes a 2.555, según datos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio), en 2016 los ciudadanos de una docena de ciudades mexicanas salieron por primera vez a la calle para protestar contra la violencia de género.

«Nuestro trabajo consiste en cuestionar creencias culturales que propagan machismo», dicen desde la fundación. «Es un proceso en el que la voluntad del usuario es crítica. El primer paso es identificar las violencias y los mandatos de género que colocan a los hombres en posiciones de control y dominio. También se vuelve básico dar herramientas a los hombres en primera instancia, lo que desde el modelo se llama autosuficiencia, que se refiere a la capacidad de producir bienestar para sí mismos, sin esperar que sus parejas les den servicios que van desde la alimentación hasta recursos emocionales. Además, fomentamos maneras de expresar sus emociones, entre ellas el enojo, sin recurrir a la violencia», explica Patricia Carmona, coordinadora de posicionamiento público en la organización.

Alberto, ingeniero informático de 27 años, es uno de los hombres que acude desde hace 19 semanas a la asociación. El joven decidió acercarse a GENDES tras un problema con su pareja que le llevó a utilizar violencia verbal. «Fue algo nuevo para mí, pues yo nunca había actuado de esa manera y me di cuenta que necesitaba ayuda. Una amiga psicóloga me recomendó el lugar y decidí venir para saber como podía controlar mis emociones».

«Cuando llegué a GENDES estaba acostumbrado a actuar de manera muy diferente, yo decía que el ser violento solo era para los hombres que golpean, matan… y aquí me di cuenta que existen otros tipos de violencia, que una simple acción mía podía dañar mucho a mi pareja o a mi hijo, así que gracias a un modelo que trabajan aquí pude aprender otras maneras de ser hombre y darme cuenta que puedo actuar diferente», comenta Alberto, quien considera que su relación de pareja en la actualidad es más “sana”. «Ahora nuestra relación es con base a acuerdos que tenemos como en los quehaceres del hogar, gastos divididos y la crianza de nuestro hijo».

«Es importante porque muchos de nosotros creemos que la mujer está para soportarnos todo y no nos damos cuenta que también ella siente: dolor y tristeza por todo lo que pasa en la relación. Aquí nos enseñan que hay maneras alternas de resolver nuestros conflictos sin ejercer violencia», añade Alberto. «Con el pasar del tiempo he conocido a muchas personas y algunos se han convertido en amigos, pues me identifico con algunos y juntos tratamos de ser mejores personas ayudándonos el uno al otro».

Como ponen en su Facebook, «Perdón por las molestias, estamos tratando de cambiar el mundo».

http://www.yorokobu.es/gendes/?utm_source=sendinblue&utm_campaign=Juev_18_may&utm_medium=email

Siempre tiene uno la sensación de que tiene que haber noticias buenas en el mundo. Como hace tiempo le oímos al Dr. Padilla, hay mucho más bueno que malo en el mundo. Pero parece que se nos quiere ocultar sistemáticamente. No es noticia una buena noticia. Sólo es noticia si es mala; y cuantos más muertos y más cercanos, más noticia. Aunque, como dijo Eduardo Galeano, escrito uruguayo, "Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo"

Por eso, en ese intento de dar visibilidad a algo de lo bueno que pasa en el mundo, queremos compartir esta noticia que nos ha llegado de una asociación mexicana que intenta cambiar la mentalidad de los hombres a través de desaprender el machismo. Hay más movimientos como éste. Estamos seguros. Sólo hace falta que se extiendan lo suficiente para permitir a la fémina que busque su identificación; y al varón que vuelva a ser el servidor, facilitador de esa búsqueda, que es la esperanza de la especie humana.

12552918 10154010636825209 4339631404243217788 n

Estamos en ese momento previo al agotamiento total de lo femenino; casi en ese punto de no retorno. Y es imprescindible que surjan opciones, movimientos, ideas, desarrollos que apunten a un respeto de lo femenino. La humanidad no podemos permitirnos perder esa riqueza de donde salimos, de donde hemos ido evolucionando en este camino de anulación y destrucción del principio femenino. Algunos de esos desarrollos serán atinados y otros no harán más que copiar los modelos masculinos que ya han demostrado no servir; pero a lo mejor todavía podemos confiar en que la inteligencia con que la Creación dotó al ser humano le va a permitir girar el rumbo antes de caer por el abismo al que parece dirigirse cada vez a mayor velocidad.

Posted in OPINION

Déje un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

ACCESO

RED INSPIRACIÓN

ESCUELA NEIJING

CONTACTO

 

 

COMUNICACIONESTIAN

 

TIANTV