20Febrero

SOBRE LA INVISIBILIDAD DE LAS MUJERES

Por José María Caravantes y Matilde Líndez

SOBRE LA INVISIBILIDAD DE LAS MUJERES

Hoy traemos 2 noticias que nos remiten a la visibilidad o invisibilidad de las mujeres en el mundo de la cultura.

En la categoría aMejor Películaen los Goya 2017(España) hay una clara presencia femenina: las cinco películas nominadas tienen una mujer detrás como productora, si bien es cierto que eso mismo no se refleja en el cómputo general donde los hombres son mayoría.

http://www.antena3.com/se-estrena/premios/goya/cinco-candidatas-mejor-pelicula-goya-2017-tienen-como-productora-mujer_20170203589489430cf22c043d117d32.html

 

Simultáneamente encontramos el relato de una mujer, presentadora en esa misma gala, que relata sus propias contradicciones entre ser lo que ella siente que debe ser, y parecer lo que se espera de ella, afortunadamente con un cierto toque humorístico:

“Ser una mujer feminista y vivir en la sociedad hetero-patriarcal de 2017 implica convivir con la contradicción. Si además te dedicas, como es mi caso, al mundo del cine o la televisión, esa contradicción puede por momentos resultar asfixiante”

 http://info.nodo50.org/Contradicciones-de-una-feminista.html

 

La segunda noticia es completamente opuesta y nos remite a una petición que se está haciendo desde change.org para traer esa presencia femenina a la visibilidad.

https://www.change.org/p/ayuntamiento-madrid-queremos-escritoras-en-el-barrio-de-las-letras

En Madrid y en una de sus calles más emblemáticas, la calle Huertas, en el llamado barrio de las Letras, paseando por ella, pueden observarse y leerse placas con citas literarias reflejadas en el suelo que pertenecen exclusivamente a escritores. Ni una de ellas refleja la presencia de ninguna mujer. ¿Es que no hay ninguna escritora digna de ser tenida en cuenta? Obviamente sí y muchas, como Santa Teresa de Ávila, Sor Juana Inés de la Cruz, Rosalía de Castro, Emilia Pardo Bazán, Gloria Fuertes; Carmen Martín Gaite, Ana María Matute y tantas otras.

 

Este hecho no hace sino reflejar, una vez más, la invisibilidad a la que se someten las aportaciones femeninas -sin entrar tan siquiera de qué tipo sean- cuando la realidad es que sabemos que las mujeres, además de su aportación para sostener el hogar como madres y cuidadoras, han realizado una importante labor en el desarrollo político, científico, social, artístico y económico que la historia -escrita por los hombres- ha invisibilizado.

 

Pues sí; ambas noticias son ciertas, y ambas son del ámbito de la cultura. Así está nuestra sociedad (española): mientras no queremos dar relevancia a la labor de tantas y tantas mujeres en la literatura española, éstas se cuelan siendo las productoras de las cinco películas nominadas al premio Goya a mejor película española del año 2016.

La mujer sigue en el tajo, sigue trabajando y dando frutos; y muchos de ellos muy valiosos, pero nuestra sociedad parece tener un considerable empeño en que dicha labor no sea visible como fruto de esa mitad de la humanidad.

Esa sociedad seguimos queriendo aprovecharnos de los frutos del esfuerzo y la creatividad de la fémina, pero no queriendo tener que admitir que lo es de ella, no dando visibilidad a esa creatividad, a ese potencial, a esa realidad que, quizá, duele reconocer como proveniente de la mujer.

Creemos que es absolutamente urgente contar la historia de la humanidad de nuevo. De toda la especie. Dando a las mujeres la verdadera dimensión que han tenido y sobre todo que pueden tener. Porque rescatándolas de ese silencio podemos recuperar o recordar nuestra auténtica herencia ... para poder descubrir dónde está su auténtico espacio, cuál es su auténtica consciencia religiosa, espiritual, social, política, artística y económica que hasta ahora o no ha existido, o se ha tergiversado. 

 

Y aquí dejamos algunas palabras de esas mujeres:

 

Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros,
Ni el onda con sus rumores, ni con su brillo los astros;
Lo dicen, pero no es cierto, pues siempre cuando yo paso
De mí murmuran y exclaman:
—Ahí va la loca, soñando

 

“En las orillas del Sar” Rosalía de Castro (1837-1885)

 

 

Le bastaba con poseer el dominio de su cuerpo, con no tener que envilecerse en una unión sin amor; con no verse obligada a cumplir aquella obligación que las damas devotas llamaban el débito conyugal.

 

“La malcasada” Carmen de Burgos (1867-1932)

 

 

 

Una patria, Señor, una patria pequeña, como un patio o como una grieta
en un muro muy sólido. Una patria para reemplazar a la que me
arrancaron del alma de un solo tirón”

 

“Memoria de la melancolía”María Teresa León (1903-1988)

 

La gente dice:
«Pobres tiene que haber siempre»
y se quedan tan anchos
tan estrechos de miras,
tan vacíos de espíritu,
tan llenos de comodidad.

 

“La gente dice”Gloria Fuertes (1917-1998)

 

 

Vivo sin vivir en mí,
y tan alta vida espero,
que muero porque no muero.

 

“Vivo sin vivir en mí”Santa Teresa de Ávila ( 1515-1582)

 

Posted in OPINION

Déje un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

ACCESO

RED INSPIRACIÓN

ESCUELA NEIJING

CONTACTO

 

 

COMUNICACIONESTIAN

 

TIANTV