13Enero

CONTUNDENTES CIFRAS: ABORTO

CONTUNDENTES CIFRAS: ABORTO

Por Julia Reyes

Aproximadamente 21,6 millones de los 46 millones de abortos inducidos que se realizan en el mundo cada año no son seguros, y casi todos (98%) se llevan a cabo en países de recursos limitados.

Es preocupante lo que pasa en los países de bajos recursos: más de la mitad de los abortos practicados (56%) no son seguros, en comparación con 6% en zonas de ingresos altos. Más de cinco millones de estos abortos no seguros producen complicaciones médicas graves que requieren tratamiento con internación hospitalaria: 47.000 mujeres mueren cada año a nivel mundial debido a abortos no seguros, y una cantidad adicional desconocida de mujeres sufren complicaciones por la misma causa y no buscan atención sanitaria, se sostiene en el informe.

 

El informe también presenta los porcentajes de objetores en diferentes países: en la punta está Portugal con 80% de los ginecólogos que se niegan a realizar abortos legales, le sigue Italia, en Reino Unido casi un tercio objetó la práctica,y en Hong Kong, 14%. Uruguay aún no figura en la lista, pero según afirmó el 23 de septiembre del 2015 la subsecretaria del Ministerio de Salud Pública en Uruguay, Cristina Lustemberg, de los 214 ginecólogos que se notificaron, 86 declararon objeción de conciencia (40%).

 

Estas cifras nos inducen a pensar en la inseguridad que vive la mujer y la falta de salud en el vínculo con la maternidad que se agudiza en el mundo en los países con recursos limitados (98% de los abortos se realizan en los países con bajos recursos). Sumado ésto a la resistencia que los ginecólogos y el sistema establecido de salud tiene para realizar dicho procedimiento vemos que estamos aún en el comienzo de garantizar soluciones de este tipo a un gran número de mujeres que sienten que su única salida es el aborto.

Es evidente que para llegar a una decisión de este tipo hay que sentirse realmente en el límite,  en el desamor, en la desesperación, porque va contra el instinto natural de la mujer el rechazo a continuar un embarazo y su posterior resultado: el dar vida.

Sabemos que la sexualidad vinculada al dar vida en el mundo en el que convivimos carece de ritos de unión sagrada. Más bien ésta es vivida como una necesidad que nada tiene que ver con la profunda responsabilidad que implica dar a luz una vida. Y es vivida en el vínculo como un hecho cultural más que como un hecho trascendente en sí mismo.

Como un hecho cultural porque se nos ha hecho costumbre la idea de la descendencia por la descendencia misma sin hacer una valoración real ni de nuestro vínculo con la sexualidad, ni qué sexualidad puede dar frutos de vida, ni sabemos por qué nos entregamos a esa posibilidad. Es decir no tomamos la mayoría de las veces una decisión responsable aportando al mundo vidas responsables también, pues es costumbre, cultural, biológico, aleatorio el quedar embarazadas, cuando no accidental.

La vida puede más que nuestras decisiones en muchas de nosotras, las mujeres, y luego, a veces es tarde hasta tal punto de tener que llegar a la decisión de abortar aumentando la culpa y la desesperanza.

Mientras tanto, los derechos a abortar de las mujeres, deben poder hacerse con garantías de salud, con generosidad por parte de la sociedad que lejos de favorecer la vida muchas veces condena a seguir “en la lucha” a las mujeres que no han podido todavía visualizar sus recursos afectivos, emocionales, sexuales, que no han tenido el apoyo necesario por parte de la contraparte masculina (sin contar los casos de violaciones) y que deben interrumpir la vida (sic) para continuarla....

http://ladiaria.com.uy/articulo/2015/10/hace-lo-que-quieras/

 

Inspiración poética

 

Cómo saber

-misteriosa luna-

si en tu sabiduría viertes

y conviertes en estrellas

todo mi vientre.

Cómo hacerme consciente,

absolutamente

de la Gracia,

y aprender a saberme

tomada por el milagro

de la vida.

Cómo detener el tiempo,

para sentir toda la confianza necesaria,

como poder

tener olvido

para vivir en el Instante Supremo

de la sorpresa que sana.

 

Aliento para tí mujer,

para todas,

cuando arrancas de ti

la vida

porque no puedes,

porque no debes,

porque no crees.

 

Porque aún no estamos

en la complicidad de lo femenino

y aún no tenemos alas

para imaginarnos otra.

 

(Humanidad individual que se destruye

a sí misma)

 

Aliento para ti mujer,

para todas,

cuando arrancas de ti

la vida.

 

Posted in SALUD

Comentarios (2)

  • Nelsy Rivero

    Nelsy Rivero

    24 Enero 2016 a las 19:05 |
    Por ejemplo, una joven de diecinueve años que ni siquiera a entrado a la universidad toma anticonceptivos porque después se queda sin novio......y su papa la apoya porque sí sale preñada la echa a la calle que embarazoso seria...

    responder

  • Nelsy Rivero

    Nelsy Rivero

    24 Enero 2016 a las 18:56 |
    Opino que cuando se eduque para relaciones sexuales como un acto de amor y responsabilidad y NO SEGURO reducirían los embarazos no deseados. Los métodos anticonceptivos hacen muchísimo daño a nosotras las mujeres y mayoría de veces, se ingieren para complacer un deseo carnal del hombre que para nosotras mismas. Los condones por ejemplo, se venden bajo el argumento del disfrute seguro sexual y contra enfermedades o, evitar el TERROR de quedar preñadas. ¿ Qué mayor error seria la presión psicológica ante un mundo que acepte eso como verdad? También, el aborto no es decisión solo de la mujer. Por cada uno UN HOMBRE ABORTA TAMBIEN y una comunidad entera aborta con un bombardeo sin cuartel, a pobres mujeres víctimas hasta para tomar una decisión, tal vez, equivocada para sus vidas con esto del aborto.

    responder

Déje un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

ACCESO

RED INSPIRACIÓN

ESCUELA NEIJING

CONTACTO

 

 

COMUNICACIONESTIAN

 

TIANTV