05Noviembre

¿TODAS LOCAS O UN GRAN NEGOCIO?

Por: Matilde Líndez y José Maria Caravantes

“En los estudios sobre prescripción de psicofármacos, se concluye que la relación entre hombres y mujeres recetados con tranquilizantes ha sido siempre de dos a uno, es decir, el doble de mujeres que de hombres toman psicofármacos.

¿Por qué se receta de esa forma tan abusiva? Una de las raíces a este problema tiene que ver con el modo de asistencia médica que tiende a no escuchar adecuadamente al paciente y así poder comprender el verdadero origen del problema por el cual consulta, recurriendo de forma estandarizada a la prescripción como tratamiento. Y cuando son mujeres, la prescripción pasa por tranquilizar el malestar con los psicofármacos.

Es un hecho confirmado que el estado de salud mejora cuando la persona afectada tiene la posibilidad de comunicar su experiencia dolorosa a alguien con cuyo interés y comprensión pueda contar. A pesar de ello, rara vez se contempla esta posibilidad en el tratamiento médico, principalmente porque los profesionales apenas tienen tiempo para escuchar a sus pacientes y, en caso de tomárselo, les faltaría el conocimiento necesario para comprender el lenguaje de los sentimientos.

Muchas cosas no deben andar bien en nuestra sociedad para que una de cada diez mujeres adultas necesite drogarse para hacer frente a su vida diaria.

Más que la búsqueda de las causas que originan los síntomas, se apunta a ofrecer una droga que rápidamente los acalle.”

https://www.diagonalperiodico.net/cuerpo/22598-la-panacea-psicofarmacos.html

Todos coincidiremos en que el diagnóstico que se le puede hacer a la Humanidad es grave. Ello justificaría el que, para sobrevivir a ello, gran número de personas se apoye en la ingesta de fármacos. Pero, ¿por qué el porcentaje es el doble en el caso de las mujeres?

Vamos a tomar algunas de las ideas que se vertieron en el Seminario de I.F. de agosto de 2015:

Hemos basado nuestra sociedad en conceptos como PODER, GANANCIACOMBATE, GUERRA, MIEDO. Y estos son conceptos que no cuadran, no encajan con la identidad femenina.

LO FEMENINO no tiene, no ha tenido, no se le da el suficiente aporte en los momentos necesarios para que se desarrolle con su humanidad, y en consecuencia tiene un retraso con referencia al varón.

A lo anterior se le puede añadir la descripción de la jornada de una mujer del primer mundo en pleno S. XXI (Pádova – 2015), en la que a buen seguro muchas mujeres se reconocerán:

Se levanta por la mañana. Tiene que levantarse con buena cara, aunque el niño no le haya dejado dormir por la noche, porque si no puede oír por la mañanita temprano “Vaya cara que tienes”. Tiene que ducharse la primera para dejar el baño libre para todos los que vienen detrás; eso implica levantarse media hora antes; no se seca el pelo y baja a la cocina corriendo a preparar el desayuno de todos los que vienen detrás. Mientras hace el café en la cafetera aprovecha en un rincón de la cocina para irse pintando los ojos y la boca, de repente se da cuenta que tiene unas ojeras ¡horribles! y sube arriba a coger el quitaojeras al cuarto de baño. Lo coge y escucha a su querido marido que le dice “cuando tú estás en el baño, yo no entro”.

Entre tanto los niños empiezan “mamá, mamá, ¿dónde están los calcetines?. Bueno finalmente, para abreviar, todos llegan felizmente al desayuno, y él le dice a ella “querida hoy tendrás que recoger a los niños del colegio, tengo una reunión importante”, y ella le dice “Yo también tengo una reunión y tengo que acompañar a mi madre a hacerse la radiografía, y tengo que llevar al pequeño a clase de apoyo de inglés”

Finalmente, todos los platos se meten en el lavavajillas - ya sabes quién, porque él tiene que cargar el móvil -. Finalmente él se va en su BMW al trabajo, ella se va en su pequeño coche utilitario, hasta la parada del bus de los niños. Todos los niños lloran “mamá, no quiero ir al colegio”. Y sigue su camino con su pequeño utilitario camino de su trabajo, con el ojo a medio pintar, sintiéndose enormemente culpable porque los niños se van al colegio y ella no los puede atender, y empieza a recordar que ella también tenía una reunión en el trabajo, y que se ha dejado el Ipad en casa.

¡Y las farmaceuticas haciéndose de oro mientras se mantiene este nivel de vida!

Posted in SALUD

Déje un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

ACCESO

RED INSPIRACIÓN

ESCUELA NEIJING

CONTACTO

 

 

COMUNICACIONESTIAN

 

TIANTV