•  

  • Warning: Cannot use a scalar value as an array in /home/inspira/public_html/media/widgetkit/widgets/slideshow/styles/screen/template.php on line 33
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
     
  •  
     
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

CONÓCENOS

Hoy en día el tema de la mujer está en boca de todos, o de casi todos. Lo que se puede leer en torno a la mujer va desde la tradicional misoginia, a líneas que escriben rectas los renglones torcidos que se han vertido sobre las mujeres.

En cualquier caso, que se hable, consideramos que es bueno, porque durante milenios hemos estado sometidas al silencio, por aquello de que - como se dice popularmente- el mejor desprecio es no hacer aprecio. Y el silencio sabemos, también, que es una manera de condenar, de censurar y, por supuesto, de incomunicar; y también sabemos que la incomunicación acaba con los seres vivos.

Desde la Escuela Neijing -en cuyo ámbito de investigación, enseñanza y cuidados de salud, se desarrolla nuestra Asociación- trabajamos desde años para aportar luz a la identidad de lo femenino, la cual es una gran desconocida, sobre todo por lo poco  o nada que nos han permitido ejercernos en ella.

Es una memoria perdida que consideramos urge rescatar en este siglo XXI, en el que los paradigmas sociales, económicos, culturales, religiosos, políticos están obsoletos y no parece que existan ideas renovadas que favorezcan otros nuevos. Todo lo nuevo -o que parece nuevo- que se aporta, sigue surgiendo desde los mismos esquemas del mundo androcéntrico que  ha sustentado estos paradigmas desde milenios, por lo cual creemos que es dar vueltas en torno al mismo deterioro.

Las sociedades patriarcales secuestraron la parte femenina de nuestro genoma (recordemos que la mujer tiene el cromosoma sexual  XX y el varón XY) en pos de sociedades de culto guerrero. De esta manera, podemos afirmar que cuando se “castró” a la mujer, el hombre también castró una parte de su identidad biológica: la X.

La X sigue siendo una incógnita, tanto para las mujeres como para los hombres.  Creemos, y ese es nuestro empeño, que la X de lo femenino de humanidad –que nunca se ha podido expresar- es la que puede aportar ideas nuevas, ideas que están en nuestro genoma, en nuestra memoria de especie.

Los hombres, sobre los que ahora parece que se vuelcan siglos de frustración por parte de las mujeres, no escapan a esta recuperación del femenino: llevan X en su genoma. Por ello pensamos que la famosa guerra de los sexos no tiene sentido; es más, nunca lo tuvo.

En el ámbito de nuestra Asociación consideramos que la salud de la mujer está profundamente resquebrajada debido a tantos años de maltrato hacia su identidad; por eso además de la recuperación de ésta,  constituye para nosotras un objetivo prioritario la recuperación de su salud.

Desde nuestra perspectiva, quedarse anclados en el pasado únicamente permite vivir en el pasado. Solamente desde un presente creativo, exento de resentimientos, sentimos que podemos hacer un futuro basado en las cualidades en las que se expresa la vida y que pasan, entre otras, por actitudes de consenso, de belleza,  y de una razón que se recoge en sus límites, para dar paso a un convivir en el que la emoción  no sea secuestrada por parte de nuestra inteligencia.

 

Para más información vea nuestras memorias:

Memorias de Inspiración Femenina (Pdf 7MB)

ACCESO

RED INSPIRACIÓN

ESCUELA NEIJING

CONTACTO

 

 

COMUNICACIONESTIAN

 

TIANTV