Cefaleas (Mayo-12)

Siguiendo con esta recopilación de historias clínicas que estamos haciendo, y con esta interpretación novedosa sobre los posibles mecanismos y causas de enfermar, hoy queremos tratar un tema que todos ustedes reconocerán como muy frecuente, sobre todo entre la población femenina. Nos estamos refiriendo a las…

CEFALEAS

La forma de vivir…

La forma de vivir tiene mucho que ver con los dolores de cabeza. Vivir como se vive, en general, provoca dolor de cabeza. La cabeza es la residencia donde se producen los procesos de pensar, razonar, elucubrar, imaginar, engañar, traficar…. Y, como todos sabemos, hoy en día “se piensa mucho”, se trabaja mucho con la sustancia gris, blanca, meninges…. Y de tanto trabajar, se cansa. Así de simple. Ahora hay que echarle tanta cabeza a las cosas, que duele. Los modelos de preocupación han cambiado para la mujer. Antes, se preocupaba por sus hijos, por la comida que tenía que hacer, por sus labores… No queremos quitarle importancia a estas preocupaciones, sólo que hoy en día, a esas se le añaden las propias del mundo laboral, económico y material en el que está inmersa. Entonces, hoy la masa encefálica femenina está muy preocupada por todo. Y, por supuesto, tiene mucho miedo a todo. Aquí tenemos una causa posible para el aumento de este tipo de patologías que son las cefaleas.

Miedo, preocupación, obsesión

Siguiendo con el punto anterior, el miedo, la preocupación y la obsesión son aspectos que ha desarrollado nuestra cultura con una profesionalidad excelente, de tal manera que todo el mundo anda preocupado, con miedo y obsesionado con algo. Y todo eso va a la cabeza, y ésta se llena de tanta cosa, que duele.

Es un mal social

La mujer actual ha sido educada de tal forma que su ambiente y diversión también le  crea ansiedades, fobias y sobre todo miedo, preocupaciones y obsesiones. No es como un río que fluye, sino como el agua que se encuentra con cuatro piedras, luego con unos ladrillos….. es como un río lleno de obstáculos por todos lados. Les parecerá que estamos exagerando, que divertirse, es divertirse, pero piensen: Cuando preparan una fiesta… ¿están tranquilas y relajadas? ¿o preocupadas por si algo no sale bien, por tenerlo todo a punto…? Cuando hacen un viaje, ¿se dejan fluir o piensan que les puede faltar algo, que puede pasarles algo…? Cuando tienen una cita… ¿se sienten felices sin más, o se preocupan por si le gustará más o menos, por si todo irá bien…? Cuando van a un concierto, o a una exposición, ¿se limitan a disfrutarlo, o se preocupan por si su atuendo será el adecuado? Las reuniones familiares, ¿son un disfrute, o una carga? Finalmente, los acontecimientos “festivos” se convierten en estrés, y estamos deseando que terminen “felizmente”.

Y a eso se le añade las aspiraciones personales, lo que consigue, lo que no, la economía, lo que querría tener… Las demandas y ofertas en el mercado de valores humano, han sido tan espectaculares en tan poco tiempo, que no se asimilan, no se soportan con integridad, y el organismo responde con la enfermedad, en este caso, dolores de cabeza.

Para eliminarlos tendríamos que cambiar las reglas del juego. Pero la persona ya ha entrado en una concepción del mundo en la que te empiezan a disparar por todos los sitios, y en consecuencia, la situación es que todos se disparan, y entre tanto disparo… alguno te da en la cabeza y por eso duele.

Hay que decirles a estos pacientes que se lo tomen con calma, porque les va a seguir doliendo, aunque les tratemos nosotros.

¿A qué le tienes miedo? ¿Qué preocupaciones? ¿Qué obsesiones? ¿Qué cosas se te repiten en tu vida?

 

Hay una TENDENCIA AFECTIVA AL ESTANCAMIENTO.

A veces, vemos a la paciente y nos damos cuenta de que está teniendo muchos beneficios con su enfermedad, porque su pareja, novio, esposo… su entorno, se ha convertido en enfermero, en cuidador o en nodriza (en vez de un amante), y esto es reconfortante, se siente cuidada y mimada…

Mientras no reconozca esta situación y deje de sacar renta de ella, evidentemente ese dolor de cabeza se va a perpetuar.

Habrá que plantearle que la vida que ha elegido es cruel, que paga un precio muy alto, que no se puede chatajear a aquellos que nos aman.

 

Tratamientos para las cefaleas conocen ustedes muchos, pero cuando intuyan que la causa es una de estas citadas, les recomendamos que comiencen con el tratamiento de la mujer, que pueden encontrar en el número 260 de esta revista (septiembre 2010) o bien, en nuestra página web: www.inspiracionfemenina.com, en la sección de publicaciones, artículos revista, 2010, septiembre: “Propuestas en femenino para el desarrollo integral de la humanidad. Sugerencia sanadora.”

ACCESO

RED INSPIRACIÓN

ESCUELA NEIJING

CONTACTO

 

 

COMUNICACIONESTIAN

 

TIANTV