Inspiración Femenina en el Genoma (Septiembre-09)

Comenzamos este otoño desde la Inspiración Femenina con la impronta del curso de verano que el grupo ha impartido en Tian. El título que abordamos este año fue:

“ Inspiraciones Femeninas en el genoma. A propósito de las posibilidades del genoma humano”.

Hemos de decir que ha sido toda una aventura. Aventura porque adentrarse en el genoma constituye una selva de enigmas.

La inspiración de este título surgió al plantearnos el hecho de que muchas opciones de nuestro genoma no están desarrolladas, al decir de la propia ciencia. Y nuestra aventura ha consistido en adentrarnos en algunas de esas cualidades, y ver como podemos estimularlas.

Desde que el grupo se formó hace seis años, hemos venido insistiendo en la necesidad de recuperar la “identidad de lo femenino”; y esto nunca se ha traducido en un deseo reivindicativo de derechos e igualdades, sino más bien en una necesidad de reconocer nuestra naturaleza y desde sus cualidades poder hacer aportes que sirvan de apoyos a la humanidad y a la vida del planeta.

Hasta ahora los libros de historia han contado los acontecimientos de tal manera que pareciese que  las mujeres no hubieran existido; en sus páginas no están reseñadas sus vidas ni lo que influyeron en el desarrollo de los acontecimientos. La historia hasta ahora narrada, no es la historia de la Humanidad, es la historia de una parte de la humanidad. No es una historia universal.

A la hora de elegir una guía de trabajo, elegimos el libro del I Ching, “El Libro de las Mutaciones”. Este libro oracular tiene una palabra clave en su nombre: Mutación; y en  el genoma lo que ocurren son mutaciones genéticas; es la mutación del ADN, lo que nos posibilita los mecanismos adaptativos de evolución.

Así que este texto, considerado el libro más antiguo de la humanidad, se convirtió en nuestra brújula. Un libro en el que a decir de Karl  G. Yung-discípulo de Freud y que realizó un exhaustivo estudio del mismo- encontramos:

*La condición humana.

*El ordenamiento del universo.

*La mística interior.

Hace muchos años el Dr. Padilla, realizó un trabajo que consistió en ubicar cada uno de los hexagramas del I Ching, en un escaque del tablero del ajedrez, un juego milenario, que casualmente tiene 64 casillas.

En cada una de ellas también se establecieron las diferentes combinaciones de las tripletas de las bases del genoma, -que “casualmente” son 64- e igualmente una serie de resonadores de acupuntura. Todo ello fue fruto de una ardua y larga investigación. Igualmente en cada casilla o escaque se adjuntaron determinados resonadores de acupuntura.

Así que partimos de este planteamiento. Disponíamos del sentido de “mutación” que nos aporta el texto; disponíamos de las bases de nuestro genoma, adenina, guanina, citosina, timina -que son los elementos “más físicos”- ubicadas en cada uno de los escaques del tablero de ajedrez. E igualmente disponíamos de elementos de la medicina tradicional china, que nos posibilitan actuar sobre la energética del ser.

Y a partir de esta plantilla de trabajo, planteamos: Qué aportaciones de Inspiración Femenina se dan al desarrollo de la humanidad desde el punto de vista del genoma. Y nos hacíamos esta pregunta al ver que la interpretación del genoma ha sido masculina, es el hombre el que ha tenido el conocimiento, el que ha estudiado y el que ha investigado; la mujer no ha tenido opciones al respecto. Y esa interpretación masculina del genoma no ha posibilitado que se manifiesten las expresiones femeninas porque no se manifiestan al momento de replicarse. No han podido expresarse y por tanto no se conocen. Ha habido mecanismos frenadores que no han dejado expresarse ni manifestarse a lo femenino de nuestro genoma. Y el genoma se ha dejado llevar por la cultura, la ciencia, la educación etc.

La aportación de lo femenino al genoma es además importante, porque no sólo aporta una hebra del ADN, sino que aporta la mitocondría.

El Dr. Padilla eligió, como si hubiéramos tirado las monedas, tal y como se hace la consulta el I Ching-  los hexagramas que se pensaba vibran más en lo femenino. De alguna forma, hicimos  un oráculo, y por tanto las conclusiones que se derivaran del estudio de cada hexagrama tenían una prospección de futuro.

Por tanto lo que hemos realizado  en este encuentro es: Aprovechando el conocimiento del I Ching, y a través de los dictámenes y sentencias que cada hexagrama tiene, inducir a nuestro organismo a que desarrolle todo su potencial.

Concretamente se eligieron cinco hexagramas. Al estudio del “dictamen” y de la “sentencia” –con la nomenclatura que el Dr. Padilla le dio en su momento-  hemos hecho una interpretación desde la inspiración femenina.

Los hexagramas elegidos fueron:

 

-LA COMUNIDAD ENTRE LOS HOMBRES - El compromiso -  

-LA CONDESCENDENCIA - La Complicidad de lo Femenino -

-EL TRABAJO INÚTIL - El Hacer Irremediable - 

-LA COMUNIÓN DE LOS AMANTES - El Orgasmo Sostenido -

-LO RECEPTIVO - La Obediencia - 

Como esencia de mujer nos sentimos más representadas en estos escaques.

Todo esto es una investigación del grupo. Es un copyright nuestro.

Pensamos que en la medida que activamos esos genes de la inspiración femenina, estos van a influir sobre los demás y probablemente promuevan otras posibilidades. Las posibilidades de desarrollar todas las potencialidades del genoma serían una vía de liberación para ser humano.

Queremos aclarar que, a la hora de interpretar los hexagramas no se pretendió desarrollarlos en su totalidad y dar una explicación absolutamente veraz. Ha sido “una”  lectura de un hexagrama, con todo lo que conlleva de complejo y misterioso el lenguaje oracular del mismo. Nosotras lo hemos entendido en unos aspectos y hemos pensado una serie de trabajos para llevarlo a la práctica.

En el  I Ching se nos han dado las claves para estimular determinadas funciones dentro de la humanidad -específicamente en lo femenino-, para que se configure el oráculo de la especie de una manera adecuada.

Es así, que en los cinco siguientes ejemplares de la revista publicaremos un extracto del trabajo realizado en cada uno de los hexagramas, así como la aportación sanadora que proponemos.

Otoño de embriagadores colores,

albergas el aroma de la nostalgia y el recuerdo del futuro.

En tu danza de desnuda,

nos muestras el vacío fecundo en el que sembrar la Eternidad,

en tus resquebrajadas hojas, lo efímero de las apariencias.

Y en tu solemne ausencia,

nos insinúas las huellas de Dios.

ACCESO

RED INSPIRACIÓN

ESCUELA NEIJING

CONTACTO

 

 

COMUNICACIONESTIAN

 

TIANTV