Presentación Inspiración Femenina (Septiembre-04)

Ustedes se preguntarán: «Bueno y ¿por qué, por qué, por qué eso de Inspiración Femenina?, ¿qué es eso?, ¿unas feministas chochas que se reúnen para criticar a los hombres?». No.

Nos dimos un poquito de cuenta, lo cual no es ninguna originalidad, que la situación mundial de la mujer era un poco más allá de lo dramático; y nos dimos cuenta de que, como sanadores, teníamos algo que decir. Curar, no; sanar tampoco, eso es mu’ grande, mu’ grande, mu’ grande; eso hay que dejarlo pa’ el cante; eso es mu’ grande. Pero aliviar, calmar, sugerir y proponer sí. Y en base a eso surgió este grupo: Inspiración Femenina, que no es feminismo, no. Es una inspiración, o sea cuando tienes una inspiración y dices: «¡Oy!, mira qué cosa tan bonita se me ha ocurrido», algo así.

La vocación del grupo es como indagar en..... en los orígenes, desarrollo y evolución de lo femenino, en este caso, ligado a la mujer, de momento.

Es decir, que la vocación del grupo de Inspiración Femenina es ver el papel de la mujer, de la hembra, pero sobre todo, de lo femenino en la presencia activa de esta especie en este planeta. En consecuencia, es lógico que, al principio, estuviera y esté formado exclusivamente por mujeres y por un X raro, un servidor -al que se le ocurrió la idea «x»-. Pero su vocación no es quedarse ahí como viejas invertebradas que cotorrean diariamente, no. En su corto tiempo de existencia han hecho muchas cosas, ¡hasta un libro!

La vocación de esa Inspiración es indagar en la especie como femenino, como femenina; y, en esa medida, el grupo, probablemente, como grupo de investigación, de desarrollo y de aplicación, también se abra a algunos hombres, ¿por qué no?

Por tanto, si quisiéramos situar al grupo como fuera, no en contra, ¿eh? No estamos en contra de nadie ni de nada. Cada uno tendrá que hacer lo que deba de hacer. Eso de estar en contra se acabó, si es que existió alguna vez. Pero el grupo no tiene nada que ver con el feminismo, nada, nada. Que, a veces, tenga algún rasgo..... hombre..... no. Porque algunas veces se ha escuchado por ahí: «Ssssss, pórtate bien que te hecho a las de Inspiración Femenina», como si fueran perras. ¡Nooooo, no se pase, no se pase!, ¡muchaaacho, no se pase! No, no son el grupo de control de calidad de los chicos. Y si alguna vez actúan así, discúlpenlas o regáñenlas.

Por tanto, el grupo no aspira a ser la conciencia moral de la mujer ante el hombre, de la Escuela Neijing.... Pretende indagar sobre la esencia femenina de la especie, ver su recorrido, su encarnación en la mujer y... y su realización ya vendrá, en el hombre.

Es importante saber esto para que así no las encuadren, no las cataloguen en ningún sitio inadecuado.

 

Por otra parte, en mi grupo -porque yo pertenezco a él. Claro, a ver cómo justifico yo... Pero hay cosas que... que no tienen explicación. Yo me defiendo diciendo que he desarrollado mi cromosoma X a tal extremo, que se nota mucho el Y-, en mi grupo hay una cierta biodiversidad en profesiones, en edades y en nacionalidades. Salió así y se irá cambiando y renovando, no sé bajo qué criterios -no nos preocupa-.

 

Otra cosa importante es que muchas veces, cuando se alza un poco la voz de la Inspiración Femenina, enseguida los varones reaccionan con una voracidad ¡enorme!, como si les fueran a cortar los huevos. Y yo repito una vez más lo que he dicho otras veces: ¡Hombre!, después de miles de millones de años de dominio de la hembra por el varón, ¿no se le puede permitir que alguna vez la chica diga: No? Porque, en el corto periodo que lleva el grupo, cuando el grupo dice algo: «¡Es que la tenéis tomada con los chicos; es que os metéis con nosotros....!». ¡Paaaara, Paquito-Antonio-José-Ambrosio! ¡Qué menos que una gripadita después de miles de años de opresión, qué menos! Hay que disculparlas en todo caso, ¿no? Y, en cualquier caso, generalizando, cualquier cosa que diga la mujer del hombre o en contra del hombre, tiene razón.

Ahora no vamos a empezar: «No, es que tú tienes.....». ¡Pero qué sabe el hombre de las mujeres, si lo que ha tenido han sido esclavas! ¡Sabe de esclava, pero no de mujer! Claro, cuando la mujer trata de convertirse en mujer, el hombre enseguida: «¡Eh!, quieta, ¿dónde vas? ¡Ché!, ¿qué quieres? ¡Quieta ahí, que yo entiendo mucho de eso, que no se os puede dejar pensar, que, enseguida que pensáis, hacéis cualquier barbaridad!».

Entonces, tranquilos, Bobbies. Se aprende más de un esclavo liberado que de un esclavo sumiso. Así que, en el peor de los casos, aunque piensen que las mujeres -los hombres que lo piensan, ¿no?; los que no, no-, aunque piensen que las mujeres no sirven para nada, que son un desastre, una hecatombe genética..... Cuanto más libres estén, más divertidas son. O sea, esto puestos en el peor de los casos: En el caso del machista más machista. Sí, porque es como si tuvieras un mono en casa. Los machistas son muy brutos, muy burros, ándele pues, ¡burrísimos!, porque el esclavo siempre te hace lo mismo. Si lo liberas un poco, te resulta divertido.

El machismo casi no tiene posibilidades de ser inteligente, pero si las tuviera alguna vez, lo mejor que podría hacer es dejar a la mujer suelta. Sí, hombre, sí. Más divertida. Además así tiene más material disponible.

 

Ya las he presentado bastante, ¿verdad? Sí. Como ven no he dicho que es un grupo maravilloso, unas mujeres extraordinarias.... Tienen sus cosas y tienen otras cosas que no tienen otras personas. Es lógico. No mejor ni peor; otras. Pero también les da la tontera, como a cualquier ser humano.

 

 

ACCESO

RED INSPIRACIÓN

ESCUELA NEIJING

CONTACTO

 

 

COMUNICACIONESTIAN

 

TIANTV