Propuestas en femenino para el desarrollo integral de la humanidad. SUGERENCIA SANADORA (Septiembre-10)

Ante esta esclavitud, ante esta falta de educación emocional y ante el déficit de autogestión solidaria, es que les proponemos esta sugerencia sanadora, que es un viaje, un camino hacia la liberación de la esclavitud y de la domesticación a la que las féminas estamos sometidas desde hace milenios. Y consideramos que ésta es la auténtica enfermedad de la humanidad.

Esta sugerencia es para las féminas especificamente, igual que hay tratamientos específicos para el útero, los ovarios, las hormonas… Pero fíjense, en la medida en que la fémina se identifique, va a ser para el varón una sorpresa y el descubrimiento de un ser diferente, que le va a gratificar en todos los sentidos. Y, sobre todo, va a dejar de gastar una enorme cantidad de energía en reprimirla, controlarla, manejarla, porque esta nueva fémina no va a tener rabia, reveldía, no va a ir en contra, sino que va a ser un ser solidario, comunitario, que quiere disfrutar -como los payasos-, que quiere hacer de este mundo un paraíso.

Así pues, a la hora de plantear una humanidad en femenino, se entiende que es en el sentido sexuado del término: masculino y femenino. Si bien, la propuesta presente parte de una actuación específica sobre lo femenino.

Vamos a realizar este viaje y, para ello, nuestro instrumento va a ser el concepto del pensamiento oriental acerca de la vida, según el cual ésta está configurada por una energía que transcurre a través de unos canales y que se concentra en uso resonadores, que son los que se aplican habitualmente en acupuntura para la prevención, el tratamiento y la evolución de las diferentes patologías.

Estos resonadores tienen un número, un nombre en chino y una traducción, que determina, en parte, su función.

Queremos pedir disculpas a las personas que no conocen los principios de la medicina tradicional oriental, pero de seguro que entre los colegas recibirán una información más cercana acerca de esta posibilidad albergada en nuestro cuerpo.

Asi, vamos a hacer este viaje y veremos qué resultados nos ha aportado:

 

Lo femenino es una OFRENDA UNIVERSAL. Es el equivalente divino en el SES. Es la que alberga la posibilidad de la liberación a través del orgasmo. Gong sun. Ofrenda Universal.

Ser Ofrenda Universal es referenciar todas las acciones, los pensares y los sentires en el Universo. Es amplificar cada vez más las referencias.

Sabiéndonos Ofrenda Universal, las féminas haremos un uso adecuado de nuestro SES, no solamente en su expresión genital sino de la totalidad de sus manifestaciones. Recordemos que cada vez que nos relacionamos con alguien lo hacemos a través de este soplo. Por tanto, no solamente cuando tengamos relaciones sexuales lo haremos a través del vínculo del amor, sino que el amor va a ser el que rija nuestras vidas.

De esta forma entendemos que la fémina recupera su identidad, ya que es un ser de amor. Y podrá utilizar ese amor de forma liberadora, no será la esclava afectiva que ha sido a lo largo de la historia… porque se sabe ofrenda universal, no una ofrenda a sus padres, hijos, esposo, familia… solamente.

 

Siendo ofrenda universal, las féminas buscamos en nuestro corazón el SENTIDO DEL ESPÍRITU. Y así nos vamos a Ling Dao. En esta estancia descubrimos el sentido de nuestro hacer, nuestro ideal y vocación, y podemos ir fraguando proyectos. A partir de estos sabremos a qué no podemos renunciar. El autoengaño que nos hace aceptar que “las cosas son así, y renuncio a mi sentido por amor”, nos esclaviza a ese amor hasta hacerlo desaparecer.

 

Ahora necesitamos darnos cuenta de cuáles son nuestros recursos, nuestras habilidades, nuestras virtudes, y creer en nosotras mismas y en los demás, mientras empezamos a diluir el miedo permanente. Por eso tenemos que ir hasta la CONFIANZA MUTUA - Jiao Xin-, alianza en femenino.

Quizás el mayor impedimento para que se manifiesten nuestras posibilidades son los propios miedos, las propias limitaciones, el no confiar, y ahí entra la CONFIANZA MÚTUA, como ese espacio donde la fémina puede reconocerse como ser de recursos y creérselo, y donde puede reconocer al resto de la humanidad femenina como parte de sí misma, y confiar lo suficiente como para aliarse, confabularse en el desarrollo de su identidad.

Ya sintiéndonos una ofrenda universal, sabiendo el sentido de nuestro camino y confiando en nuestras posibilidades, hacemos desaparecer el miedo descubriéndonos como PUERTA DE LA VIDA -Ming Men-. Fortaleciendo nuestras aguas, en sus funciones y en las pérdidas de miedo. Y éste es quizás el elemento más importante para salir de la esclavitud.

Ser puerta de la vida, implica también adaptarse al momento, saber estar, ser remanso, cascada, río o mar, según la circunstancia.

Ser puerta de la vida implica amar incondicionalmente, implica rescatar el sentido maternal del amor, pero sin ataduras, sin esclavismos, porque así se comporta la vida… desarrolla toda su fuerza, y sigue, no se detiene ante el obstáculo.

 

Habiendo desaparecido el miedo, nos precipitamos hacia la reunión de lo más alto. En CIEN REUNIONES –Bae Hui- nos hacemos una idea de totalidad, un proyecto de futuro, del Todo.

Por segunda vez, establecemos un referencial con carácter de universalidad. Es tomar consciencia de formar parte de un todo mucho más grande que nuestras propias circunstancias. Es ver la luna en lugar del dedo que la señala. Es recuperar el sentido solidario de la existencia, pero no como palabra bonita sino como consciencia vivida de ser Uno con el Todo. Aquí ya no cabe el miedo, ya no caben las inseguridades o los individualismos, ya no cabe el dejarse llevar por una cultura o una moda… siguen siendo pequeñas circunstancias dentro de la totalidad. Por tanto, es un lugar para rescatar la liberación a las imposiciones de una sociedad limitante y domesticadora, que no ve más allá.

 

Todo un viaje liberador que hemos aplicado a CUARENTA Y CINCO féminas, en edades comprendidas entre los 19 y los 63 años, con una media de edad de 44 años.

Diagnósticos tan variados como fibromialgia, depresión, depresión postparto, cefaleas, obesidad, ansiedad, radiculopatías, distrofia miotónica, alteraciones en el comportamiento, crisis de ausencia, y otros. También hay un grupo sin patología.

Nº de sesiones mínimo = 3. Máximo = 17. Media= 8.3

Hemos pasado una encuesta para valorar los cambios producidos con el tratamiento, y los resultados han sido los siguientes:

 

 

TOTALES Y %

 

SI

NO

NO SABE

1.    ¿Han disminuido sus miedos? ¿Se atreve a hacer cosas que antes no se atrevía?

40

88.8%

0

0%

5

11.1%

 

2.    ¿Se comunica más fácilmente? ¿Expresa mejor lo que piensa o siente?

34

75.5%

1

2.2%

10

22.2%

3.    ¿Decide mejor?

28

62.2%

2

4.4%

15

33.3%

4.    ¿Se siente más segura de sí misma?

38

84.4%

3

6.6%

4

8.8%

5.    ¿Se siente reafirmada? ¿Sabe decir que NO?

36

80%

2

4.4%

7

15.5%

6.    ¿Le importa menos la opinión de los demás, o le condiciona menos?

33

73.3%

3

6.6%

9

20%

7.    ¿Se siente más serena, más calma?

36

80%

3

6.6%

6

13.3%

8.    ¿Tiene más claro cuál es su camino o sus proyectos de futuro?

26

57.7%

4

8.8%

15

33.3%

9.    ¿Tolera peor o no tolera las faltas de respeto, como que le griten o traten de imponerle cosas?

34

75.5%

1

2.2%

10

22.2%

10.¿Es más sensible ante el entorno?

25

55.5%

2

4.4%

18

40%

11.¿Ha habido algún otro cambio en su vida, atribuible al tratamiento?

20

44.4%

2

4.4%

23

51.1%

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Podemos concluir diciendo que es una sugerencia sanadora sumamente eficaz.

 

Si seguimos esos pasos desde nuestro propio cuerpo, estaremos en condiciones de dejar de ser una esclava, un ser domado, un ser usado y tirado. Dejaremos de ser el caudal del placer gratuito. Se nos abrirá la posibilidad de una conjunción hacia una nueva dimensión de lo masculino.

Sea cual sea el dolor, el sufrimiento o el desespero que las féminas tengamos, si recuperamos la identidad en la ofrenda universal, si vemos en nuestro corazón y en nuestro camino, y adquirimos la confianza en nuestras propias posibilidades, si tomamos consciencia de que somos puerta de la vida y que nuestra agua como nuestra  sangre deben fluir libremente, culminaremos con la reunión en lo Eterno.

Éste es el futuro de la redención de la especie. Esta es la vía que hace posible que los principios se recojan camino de lo Eterno.

Libre su vuelo.

Fluida y sin obstáculos su sangre y sus aguas.

 

ACCESO

RED INSPIRACIÓN

ESCUELA NEIJING

CONTACTO

 

 

COMUNICACIONESTIAN

 

TIANTV