Santas (Noviembre-03)

Inspirándonos en las Santas

¡Y llegó Noviembre!, el mes de Los Santos (día 1) y de los difuntos (día 2), según el calendario Gregoriano.

A Noviembre le pasa un poco como a Febrero, que no son ni una cosa ni otra. El otoño ya casi es invierno, pero aún no es invierno y el invierno ya casi es primavera pero aún no es primavera, respectivamente.

A nosotras nos encanta este sí pero aún no, va mucho con nuestro sentido lúdico-hormonal que al estar en permanente cambio, no nos deja estar ni ser ningún dia iguales. ¡Claro!, como el universo.

Noviembre parece como "suspendido" entre lo que fue y aún no ha llegado. Por eso nos sabe a... intemporal.

Tan intemporal para nosotras las mujeres, que según la oficialidad, este mes no existimos, pues es el "mes de los sant-os" (no de las sant-as). No es que seamos quisquillosas, pero el lenguaje con su gramática existe y "os" se refiere a lo masculino y "as" a lo femenino.

¡Ah!, se podría argumentar que cuando se habla en genérico, se utiliza el género masculino y que según esta regla gramatical, no estaríamos excluidas de tan sublime rango.

Excusas, excusas.... Sí, nos sentimos excluidas, es más, queremos estar excluidas, porque ha sido la cultura religiosa del varón -con "su" idea de Dios- la que ha "subido a los altares" o ha hecho descender las almas a los infiernos.

Sí, esa cultura religiosa en la que el rango teológico ha estado siempre en manos de varón, esa cultura religiosa en la que el "conocimiento" de Dios sólo lo ha podido tener el varón, esa cultura religiosa en la que los misterios eran cosa de hombres -como un brandy-...

Mientras eran cosas de las mujeres pasar cuentas del rosario, lavar manteles de altares -incluido almidonarlos-, fregar los suelos de los atrios y lavar la ropa de los santos. ¡Claro! ¡Un teólogo no puede rebajarse a hacer esos trabajos! Para eso están los seres inferiores, los que hasta hace apenas unos siglos no teníamos ni alma. ¿Cómo sin alma íbamos a saber de Dios?

Después nos otorgaron el alma -los hombres religiosos-, ¿pero no es Dios El que la da con su Divino soplo? Hasta ahí llega, a veces, la arrogancia y la usurpación de Lo Divino.

Pero después de tener "papeles" y de ser almadas, no ha cambiado mucho nuestro status en ninguna de las religiones oficiales de este planeta, que desde luego no son la mejor manera de comunicarse con Dios. Todo el sentir religioso ha estado canalizado, estipulado y dirigido por el varón.

Pero el "sentir" religioso de la mujer, su forma de vivir a Dios es muy diferente y nunca, nunca lo ha podido expresar. Y las que se atrevieron hacerlo fueron tildadas de brujas, hechiceras y acabaron en las hogueras.

Pero lo que más nos gusta de este Noviembre es que de la misma manera que nos sentimos excluidas de los "santos" nos sentimos excluidas de los "difuntos". Esto ya nos huele a inmortalidad y nos sintoniza con el sentido energético del otoño.

Para la tradición energética china el órgano que comanda el otoño es el pulmón y de éste fundamentalmente depende nuestra respiración.

Si nos aproximamos sólo superficialmente al proceso de formación de un ser humano, nos damos cuenta que lo que marca su independencia (que luego será una interdependencia entre la madre y el niño) es, precisamente, la aparición de la RESPIRACIÓN cuando se corta el cordón umbilical.

También es evidente que, cuando el sujeto desaparece como estructura viva, lo que marca la desaparición es la falta de respiración.

No en balde, los hindúes dicen que "EL NÚMERO DE RESPIRACIONES ESTÁ CONTADO PARA CADA INDIVIDUO EN LAS ESTRELLAS".

Y en el Dao de la respiración encontramos dos momentos culminantes, en los que se da la mutación entre la inspiración y la espiración, y que son precisamente esos momentos cuando se realiza el trasvase del Yang al Yin y del Yin al Yang.

Sabemos, además, que la línea sinusoide que hace posible los cambios de mutación, representa a la Tierra , y actúa como elemento intermediario para que un reino se transforme en otro.

El Reino Mutante Metal, que corresponde al otoño, tiene toda su concretización o su síntesis en la respiración. La respiración, para la tradición, es el núcleo central de las posibilidades del hombre para conectarse con el universo.

En todas las tradiciones se ha hecho especial énfasis en el trabajo con la respiración para alcanzar otros estados de consciencia, que permitieran al hombre esta conexión con la totalidad. Cada cultura ha utilizado una metodología, pero lo que es constante en todas es el énfasis en el trabajo respiratorio.

No vamos a decantarnos por un método u otro, sino buscar una visión nueva, que sea capaz de contener a todas las demás, y nos permita encontrar la trascendencia de este tipo de trabajo: apercibirnos de que cada átomo de energía que llega a nosotros a través de la respiración, lleva una información, que no solamente va a alimentar o nutrir nuestra estructura, sino que es capaz de despertar en nosotros el sentido clarividente de descubrir nuestra auténtica misión individual dentro de la totalidad.

Este sentido energético del metal y el hecho de que a partir de él es que se genera de nuevo el agua -fuente de vida-, nos permite vivir el otoño como un renacer, como un proyecto, como un eterno futuro.

Los colores del otoño, de infinitos matices, nos invitan a contemplar. Y fue la contemplación el vehículo que tuvo lo femenino para relacionarse con Dios. Contemplación donde no cabe la interpretación, el dogma, ni la ley.

Cuando contemplamos nos quedamos suspendidos, el tiempo se detiene, o mejor dicho, nos damos cuenta de que no existe.

Cuando contemplamos, simplemente suspiramos y de nuevo.... inspiramos.

Inspirémonos en este otoño para recordar... lo que somos... lo que de nosotras se pensó para que comencemos a expresarnos en lo que somos y, muy especialmente, en nuestro sentir de Dios al margen de rancios modelos de santidades decretadas.

Recordemos que estamos en un viaje de infinito..... en donde la muerte es de los hombres, no de Dios.

Y oremos, que nosotras también podemos hablar con Dios y ÉL suele contestar.

 

ACCESO

RED INSPIRACIÓN

ESCUELA NEIJING

CONTACTO

 

 

COMUNICACIONESTIAN

 

TIANTV