Sirenas, Mujeres y Féminas (Febrero-13)

El grupo Inspiración Femenina de Tian presentó en el pasado Congreso de la Asociación Hispano-Americana de Acupuntura, Beijing 84, ralizado en Montevideo (Uruguay), en Octubre 2012, y cuyo lema fue SALUD ANIMICA- SIGLO XXI, una ponencia bajo el titulo “Sirenas, Mujeres y Féminas”.

Por tales, entendemos tres estados de consciencia diferentes implicados en la evolución de lo femenino.

Así, las sirenas serían los seres con una identidad clara, de marcado sentido de la belleza, a las cuales su hábitat de aguas saladas, equivalentes de las aguas anteriores, otorgaba  la certeza de su origen misterioso y enraizado en lo divino.

Gozaban por tanto de un ánimo gozoso, inocente, con la pureza de tener un consciencia unitaria. En definitiva, un ánimo extásico, un ánimo encantado.

Mujeres… Sirenas que fueron a vivir a tierra y, aunque algo conservaron en su recuerdo de su procedencia de las aguas del océano misterioso, fueron poco a poco adaptándose a sus nuevas circunstancias y perdiendo de este modo las cualidades que le eran propias.  Veneradas como Diosas, fueron poco a poco desbancadas de sus santuarios y pasaron a ser esclavizadas y prostituidas, entendiendo como prostitución no sólo la venta de un favor sexual. También se deteriora a una mujer y se la prostituye cuando se la  engaña, cuando se la traiciona, cuando se la somete a una falta de conocimiento, cuando se  le hace una mutilación. La prostitución, entendida como la utilización del soplo espiritual sensible como estrategia de poder, es la que recoge finalmente todas las demás humillaciones.

Bajo estas circunstancias, el ánimo de las mujeres es el ánimo de un esclavo: esforzado, cohibido, tenso, por momentos triste –quizás por el recuerdo atávico del gozo-, en definitiva un ánimo miedoso. Si bien, con experiencias gozosas a modo de paréntesis en su existencia.

Y sin saber como, porque ya no tiene recuerdo de ello, han ido surgiendo, en diferentes culturas y en diferentes  momentos, mujeres con  pinceladas de evolución, brotes nuevos, que apuntando hacia otro cielo,  han ido  ampliando su consciencia y generando alguna nueva opción. Mujeres que no han aceptado ser prostituidas, que se han mostrado creativas, originales; que han establecido sus relaciones afectivas bajo otros cánones de los establecidos. Mujeres que realizaron sus proyectos de vida propios, defendiendo su independencia y sus propios criterios. Eran y son proyectos de féminas, que a pesar de las circunstancias adversas del entorno –poco dado a admitir mujeres “diferentes”-, mantuvieron un ánimo firme, indiferente a las opiniones, con la seguridad que da el saber que se está en la posición adecuada, por una inspiración divina. En definitiva, un ánimo enamorado.

Adentrados en el siglo XXI, heredero del agotamiento de los paradigmas que han sustentado el pensamiento, sentimiento y acción de la humanidad, -e incapaz como es la sociedad patriarcal, llegada a este punto,  de crear  nuevas perspectivas,  sentimos que urge sanar el ánimo de lo femenino para que desde el recuerdo de sus orígenes, pueda ofrecer las coordenadas que lleven a la humanidad a dar cumplimiento de su desarrollo de especie bajo los auspicios de lo divino; algo que aún no ha sucedido.

Es por ello que propusimos un tratamiento para mantener vivo el ánimo gozoso de la sirena, para poder convertir el ánimo miedoso de la mujer en una decidida identidad, y para que podamos vivir en un eterno ánimo enamorado.

TRATAMIENTO:

Estas tres evoluciones femeninas: sirenas, mujeres y féminas, pertenecen al eterno femenino de humanidad. Y si hay un elemento que nos da la imagen de lo eterno, en su ciclo vital, es el agua; es por ello que al pensar en el eterno femenino, nos hemos inspirado en el ideograma de Yung, lo Eterno, porque precisamente en él, está el agua. Las aguas anteriores en sus dos primeros trazos y Shui, las aguas terrestres.

Y, como tales, las podemos encuadrar dentro del ideograma de Yung: las sirenas estarían en las aguas anteriores (los dos primeros trazos); las mujeres estarían en Shui; y las féminas, en todo el ideograma, puesto que ya pertenecen tanto a las aguas anteriores como a las posteriores.

Partiendo de esta imagen de Yung, siendo que contiene las aguas anteriores y posteriores, y siendo el eje de la vida, el eje agua-fuego, proponemos recurrir al fuego inmaterial del Sanjiao.

-Para recordar el origen, para recordar a las sirenas, tendríamos que acudir a 4TR: YANG CHI: “Estanque de los Yang”: resonador Yuan, energía del origen para entrar en sintonía con esas aguas anteriores.

Para volatilizar la estructura aferrada a la tierra y a lo material, de la mujer: 5TR: WEIGUAN: “Barrera externa”. Resonador Lo, que posibilita esa ligereza tanto a nivel físico como intelectual y espiritual. Abrir la barrera para contemplar todas las posibilidades.

-Finalmente, para potenciar el estadío de fémina: 7TR: HUI ZONG: “Encuentro con los antepasados” -esos antepasados que se materializaban y se desmaterializaban a voluntad- como resonador Xi, que recoge todas las potencialidades de este fuego inmaterial alkímico que es Sanjiao.

- Este tratamiento lo haremos con un masaje suave después del tratamiento habitual de la paciente, o bien como tratamiento único con moxa indirecta o masaje con presión. Lo realizaremos bilateral y simultáneo.

Así, el nuevo canto de sirenas que nos puede encantar sería:

 

Desde el estanque del Yang

Abrimos la barrera externa

Que nos lleva al reencuentro con los antepasados.

 

 

 

ACCESO

RED INSPIRACIÓN

ESCUELA NEIJING

CONTACTO

 

 

COMUNICACIONESTIAN

 

TIANTV