Tiroidismos (Marzo-13)

Siguiendo nuestra recopilación de información de las historias clínicas, hoy traemos un tema que aparece afecta de forma especial a muchas mujeres en la actualidad:

TIROIDISMO (HIPER o HIPO)

Introducción

Para hablar sobre el tiroidismo (mala función de la glándula tiroides) primeramente recordaremos qué es dicha glándula y cuáles son sus funciones.

Todos los textos comienzan diciendo que la Tiroides es una Glándula Endocrina, pero habrá que explicar qué es una Glándula y qué es Endocrina.

Las glándulas son agrupaciones celulares que segregan sustancias las cuales pueden verterse al exterior (glándulas exocrinas) o directamente a la propia sangre (glándulas endocrinas). Las glándulas salivares y las glándulas lacrimales son exocrinas. Las glándulas suprarrenales, el páncreas en parte, la hipófisis y la tiroides son glándulas endocrinas, cuya secreción, las hormonas, pasa directamente a la sangre. La Endocrinología estudia exclusivamente las glándulas endocrinas.

Entonces podemos decir que la glándula tiroides es una glándula endocrina, situada en el cuello por debajo del cartílago cricoides ("la nuez de Adán"), con forma de mariposa, con dos lóbulos (uno a cada lado) unidos por una zona central que se llama istmo.

Incluidas en la tiroides, en su cara posterior, están unas pequeñas glándulas que participan en el metabolismo del calcio y que son las paratiroides. Hay cuatro paratiroides, dos en cada lado.

Junto a la tiroides pasa el nervio recurrente laríngeo que enerva las cuerdas vocales.

 

La Hipófisis y la TSH

El organismo está bien organizado y funciona con múltiples sistemas de regulación, formando una especie de “cascada hormonal” (un elemento regula a otro, y éste regula al siguiente, y el siguiente a otro, etc.)

De la misma forma que el termostato es un mecanismo de regulación de la temperatura en las casas (si hace frío, pone en marcha el generador de calor; si hace calor, pone en marcha el generador de frío), en el cuerpo humano el papel del regulador principal de muchas de sus funciones corresponde a una nueva glándula que ahora entra en juego la Hipófisis (probablemente la glándula más importante del organismo). Produce la hormona que regula la función de la tiroides. Tiene un nombre muy poco original: "hormona estimulante del tiroides", y se nombra con la abreviatura TSH (Thyroid Stimulating Hormone). Es quien activa o desactiva la función de la tiroides: cuando el nivel de hormonas tiroideas baja en sangre, la hipófisis lo detecta y aumenta la producción de TSH que estimula al tiroides para que produzca y libere mas hormona tiroidea; cuando el nivel de hormonas tiroideas es alto, la hipófisis se frena, baja la TSH en sangre y el tiroides ralentiza su actividad.

El mal funcionamiento de la Hipófisis puede producir problemas tiroideos.

 

El Yodo

Los compuestos hormonales que produce la tiroides tienen una característica única en el organismo: para su composición es necesario el yodo. Y esto es un hecho muy importante, porque si el organismo no dispone de yodo, la tiroides no puede producir sus hormonas.

La carencia o el exceso de yodo puede producir problemas tiroideos.

 

Función de la glándula tiroides

Las hormonas tiroideas, que son varias o mejor dicho ligeras modificaciones de un mismo compuesto básico, la tiroxina, cumplen múltiples funciones, pero en su conjunto –y de una forma simplista- podemos decir que son las hormonas que mantienen el "régimen" del motor del organismo. Cuando hay un exceso de producción de hormonas tiroides el organismo va "acelerado", cuando hay un déficit de producción el organismo va "bajo de revoluciones".

Las Hormonas Tiroideas aumentan o mantienen las actividades metabólicas (el metabolismo) de la mayor parte de los tejidos corporales. Actúa en todo, menos en Cerebro, Retina, Bazo, Testículos y Pulmones. Y en estos casos no es que no actúe, sino que no es de una forma tan desmesurada.

 

La glándula tiroides y el cuerpo femenino

El sistema hormonal femenino es mucho más complejo que el del varón. Esto hace que sea muy resistente pero, a la vez, muy frágil (casi siempre a factores emocionales o afectivos).

En la fisiología femenina, la glándula tiroides tiene un protagonismo llamativo. Su hiperfunción (hipertiroidismo) o su función deficiente (hipotiroidismo) producen alteraciones y síntomas que afectan al metabolismo normal: hacen aumentar o disminuir el peso, provocan trastornos cardio-circulatorios, y actúan sobre el sistema nervioso central y periférico, dando lugar a situaciones de abatimiento o nerviosismo, por ejemplo.

En cuanto a los sentimientos, situaciones de preocupación, miedo, tristeza… alteran los neurotransmisores, que actúan en la hipófisis, y ello repercute en la tiroides. Es decir, muchas veces los problemas tiroideos tienen como origen una alteración del ánimo o un impacto emocional. Esto es más frecuente en mujeres que en varones, por ello los tiroidismos también lo son.

Así mismo, las funciones de la tiroides que influyen mucho en la mujer son todas aquellas que se refieren al sistema reproductor. En determinadas épocas o situaciones de la vida de la mujer (tales como la pubertad, el embarazo o la menopausia), la función normal de la glándula tiroides puede verse alterada, lo que genera síntomas muy llamativos y da lugar a malestar. El desequilibrio en los niveles hormonales puede tener los siguientes efectos en el cuerpo femenino:

·       Pubertad y menstruación   Las enfermedades de la tiroides pueden causar el establecimiento anormalmente temprano o tardío de la pubertad y la menstruación. Además, la anormalidad de los niveles de hormona de la tiroides, alta o baja, pueden causar flujo menstrual leve o abundante, períodos menstruales muy irregulares o la ausencia de estos.

·       Reproducción    La tiroides hiper-funcionante o hipo-funcionante también puede afectar la ovulación (la liberación de un óvulo para su fertilización). Los desórdenes de la tiroides pueden impedir que la ovulación ocurra. Además, el riesgo de desarrollar quistes ováricos aumenta si la mujer tiene hipofunción de la tiroides (hipotiroidismo).

·       Embarazo y post-partum   Los desórdenes de la tiroides durante el embarazo pueden dañar al feto y llevar a problemas tiroideos después del parto, tal como la tiroiditis post-partum.

·       Menopausia       Los desórdenes de la tiroides pueden causar el comienzo temprano de la menopausia (antes de cumplir 40 años de edad o unos pocos años después). Además, algunos síntomas de hipertiroidismo, tales como falta de menstruación, sensación repentina de calor, insomnio y cambios de humor pueden equivocadamente confundirse como menopausia temprana. El tratamiento de hipertiroidismo puede algunas veces aliviar los síntomas de la menopausia temprana, o el comienzo de ésta.

 La mujer vive toda su vida en un maremágnum hormonal que causan y regulan todos sus ciclos. Dado que la tiroides tiene un papel tan preponderante en dichas regulaciones, se puede ver claramente la importancia que tiene para la mujer esta glándula.

Los problemas de la tiroides, al igual que la vida de la mujer, suelen aparecer cíclicamente. Dada la estrecha relación entre los sentimientos y la función hormonal de la mujer –en este caso referida a la tiroides-, probablemente, cuando se recae en un problema hormonal sea debido a que los mecanismos mentales que lo generaron se hayan repetido, aunque no se sea consciente de ello.

Determinados acontecimientos dejan huellas y vuelven a hacerse evidentes cada cierto tiempo, y ello es debido tal vez a que las cosas en la vida cambian poco realmente.

Tratamiento de regulación

Lo que se busca es encontrar un equilibrio en la energía de la mujer, en su sistema hormonal.

En la MTC no se mencionan específicamente las glándulas se secreción interna, porque el concepto energético tiene en cuenta la función, no la forma. Determinadas estructuras físicas como las glándulas se incluyen dentro de una función más global. Las glándulas son consideradas como “espacio de las médulas” o “lugar de las sustancias preciosas”.

Todas las glándulas endocrinas dependen de la esencia de los riñones. Al movimiento Agua (médulas)

Este es un tratamiento para la Regulación de las glándulas endocrinas (sobre todo la glándula tiroides).

·       4TM (Ming Men) Porque todas las hormonas de secreción interna dependen del agua, están en el origen. Tiene la función de “Riñon Yang” y por ello regula la energía de todo el cuerpo. También parece que se va al origen del sistema hormonal.

·       4SJ (Yang Xi). Se escoge este punto porque va a conectar con el origen (punto YUAN).

·       8B (Di Ji). La energía debe manifestarse de forma rítmica.

ACCESO

RED INSPIRACIÓN

ESCUELA NEIJING

CONTACTO

 

 

COMUNICACIONESTIAN

 

TIANTV